Por el equipo de Arcserve

En la era digital actual, los clientes esperan tener acceso a lo que quieren, en cualquier momento. Ya no tendrán que esperar para realizar transacciones online ni aceptar felizmente una interrupción de las compañías o aplicaciones que frecuentan. Tomemos como ejemplo el reciente corte de Facebook, Instagram y WhatsApp, que afectó a millones de usuarios. La columna vertebral de la experiencia del cliente, para bien o para mal, ahora depende de la disponibilidad de datos y no solo de ofrecer productos de calidad.

En nuestro mundo basado en datos, la introducción del consumidor digital y la fusión de tecnologías han permitido la optimización empresarial. Ahora que el activo más importante de una organización son sus datos, la función de la TI es el aspecto más importante de una empresa que cumple (o no) con la demanda de los clientes.

Asegurar que su negocio esté siempre activo para sus clientes es vital y la protección de datos lo es también para su estrategia de TI. Desafortunadamente, ninguna organización es completamente inmune a los ataques: los desastres pueden ocurrir en cualquier momento y el costo del tiempo de inactividad es más que monetario. También puede causar daños irreparables a la reputación de su marca.

Le preguntamos a 759 encargados de la toma de decisiones de TI a nivel mundial qué tan confiados se sentían con la capacidad de su organización para recuperarse de un tiempo de inactividad no planificado y solo el 26 % de las compañías informaron que tienen una gran confianza en su capacidad de recuperación. También descubrimos que solo la mitad de las empresas tienen un plan de recuperación de desastres. Sinceramente, no es suficientemente bueno, pero entendemos el porqué.

En la moderna infraestructura de TI actual, las organizaciones tienen que cargar con entornos complejos conformados por una variedad de sistemas, aplicaciones y datos con diferentes acuerdos de nivel de servicio (SLA) que, a su vez, requieren diferentes niveles de disponibilidad de aplicaciones. Los sistemas de misión crítica, como los sistemas transaccionales o aquellos que ejecutan sitios de comercio electrónico, deben estar disponibles todos los días a toda hora y requieren protección continua de datos/alta disponibilidad. Otros sistemas, como el correo electrónico y los CRM, son cruciales para los negocios/para mantener la productividad, mientras que los sistemas secundarios pueden serlo para archivos de datos o sitios internos en intranet.

Con tantos niveles diferentes de sistemas y aplicaciones, los profesionales de la TI podrían estar haciendo malabares con más de una decena de productos y proveedores distintos al implementar un plan de continuidad de negocios y recuperación de desastres (BCDR). ¿Suena familiar? Si está buscando simplificar su infraestructura y reducir los múltiples puntos de falla en su entorno actual, con Arcserve Unified Data Protection (UDP) no tiene que buscar más.

Nos complace anunciar la nueva versión, que ofrece una protección completa de las cargas de trabajo in situ, virtuales, en la nube y basadas en SaaS, que ahora incluyen Nutanix AHV y Office 365. Con Arcserve UDP, puede realizar lo siguiente:

  • Acceder al conjunto más completo de capacidades disponibles para proteger los datos de Office 365
  • Eliminar los costos, la complejidad y los múltiples puntos de falla de un enfoque BCDR del tipo “hágalo usted mismo”
  • Disminuir el tiempo de inactividad extendido al reducir el RTO y el RPO de días a minutos
  • Validar los RTO, RPO y SLA con las pruebas de Assured Recovery™
  • Reducir su espacio de almacenamiento hasta 20 veces con la deduplicación global integrada en origen
  • Reducir el tiempo dedicado a administrar soluciones de respaldo hasta un 50 %

¡Más información sobre las novedades de Arcserve UDP!

EXPLORE